Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ghamm escriba una noticia?

Compartiendo la vida..

16/07/2012 07:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Porque cuando dejamos de decir hoy una palabra de aliento, es muy posible que estemos apagando alguna energía

Como personas, todos necesitamos entender que cualquier momento puede ser muy tarde para trasmitir nuestros sentimientos a los que queremos, pero como siempre sucede, y muy a menudo, lo estamos dejando para después.

Es necesario pensar que no es la muerte, como único suceso, la que nos deja sin la oportunidad de haber dicho lo que realmente deberíamos haber hablado porque lo aplazamos para otro momento. Eso mismo sucede en la vida diaria. Porque cuando dejamos de decir hoy una palabra de aliento, es muy posible que estemos apagando alguna energía o habilidad inesperada que tal vez hubiéramos podido fortalecer.

No solo los que comparten nuestra vida laboral pueden estar necesitando con urgencia una voz cariñosa que les de ánimos, sino también quienes conviven con nosotros en casa. Palabras simples, dichas oportunamente, pueden ser capaces de aliviar el desencanto de algún fracaso.

Así también en las ocasiones de felicidad, cuando una palabra de saludo es oportuna, generalmente no la decimos, y pensamos después como hacerlo, si ya el momento oportuno ha pasado.

Parecida a una felicitación que tenemos la intención de entregar, pero casi nunca damos, es el muro que tenemos que saltar para dar las gracias en el momento preciso, en especial por los servicios o las cosas que tenemos por seguro. Es necesario preguntarse cuanto tiempo hace que no he agradecido alguna rica comida hecha en casa, o por las cosas que son tan útiles y que necesita un hogar.

Hay que recordar que lo verdaderamente importante no es la manera de decirlo, sino mas bien en demostrar la intención de comunicarlo

Realmente estos olvidos no son intencionales, y en contadas ocasiones son acciones descuidadas, pero muchas veces se transforman en un tipo de complejo. Cada vez que lo dejamos para otra ocasión, estamos corriendo el riesgo, no solo de quitarle a otro una palabra de consuelo, que se tiene que entregar en un instante difícil, sino que también podemos perder el respeto que merezcamos de el, y todavía del propio.

De esta forma, cuando se nos presente una oportunidad de decir algo, y estemos tentados a dejarlo para otro momento, decir lo que tenemos que decir rápidamente, seria bastante bueno hacerse una pregunta, ¿será verdadero mi pretexto de aplazarlo?

Hay que recordar que lo verdaderamente importante no es la manera de decirlo, sino mas bien en demostrar la intención de comunicarlo y en el momento justo. Es decir que si tenemos que pedir disculpas, hay que hacerlo en este instante, comunicándonos con esa persona y resolviendo el problema que desde hace tiempo necesitábamos concluir. Y si creemos que no es posible hacerlo hablando, enviemos una nota. Siempre existe otra manera de ver las cosas, … es necesario comprenderse.

Comencemos abriendo puertas, y entre las muchas formas de hacerlo la mas eficiente de todas son las palabras, medio por el cual podemos decirle a otra persona, con sencillez, que sus dificultades nos preocupan.

Así también en las ocasiones de felicidad, cuando una palabra de saludo es oportuna, generalmente no la decimos

En la vida de hoy necesitamos con desesperación interesarnos los unos de los otros, y si esto es posible, tampoco dejemos pasar la oportunidad de decir alguna palabra cariñosa oportunamente.


Sobre esta noticia

Autor:
Ghamm (546 noticias)
Visitas:
399
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.