Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rodolfo Varela escriba una noticia?

Chile : Bachelet agita la bandera del cambio

18/11/2013 16:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

LA CANDIDATA DEL CENTROIZQUIERDA ABOGA POR TRANSFORMACIONES PROFUNDAS EN EL MODELO CHILENO LAS ENCUESTAS AUGURAN EL HUNDIMIENTO DE LA DERECHA.

image

Chile goza de una envidiable combinación de estabilidad y crecimiento económico (entre 5 y 5, 5% de promedio) , sin embargo, las demandas sociales han revuelto las aguas en los últimos tres años. Es el caso de las protestas de los estudiantes chilenos, cuya lucha por una educación pública gratuita y de calidad ha acaparado titulares de medio mundo. No es de extrañar, por tanto, que este tema se haya colado en parte de los programas electorales de cara a las elecciones presidenciales de hoy.

La gran favorita de la cita electoral es un rostro muy conocido, y querido, en el país: la primera presidenta de Chile, Michelle Bachelet (2006-2010). Su entorno más cercano asegura que Bachelet "no es la misma" que tomó hace más de siete años las riendas de la nación sudamericana. "Dentro de mí algo cambió. Ya fui presidenta y eso te da una parada distinta, un mirar las cosas que no va a ser nunca igual que antes", reconoció la candidata de la alianza de centroizquierda Nueva Mayoría en una entrevista realizada el pasado marzo, cuando abandonó la dirección de ONU Mujeres y regresó a Chile.

Bachelet se presenta con la misma coalición que gobernó, a la que se ha sumado además el Partido Comunista -que podría acceder al poder por primera vez en 40 años- y algunos de los líderes estudiantiles que encabezaron las protestas de 2011. Las encuestas vaticinan el triunfo de la alianza de centroizquierda incluso en la primera vuelta electoral, para lo que necesita obtener el 50% más uno, frente al apenas 15% que dan a su rival, la centroderechista Evelyn Matthei, de la coalición Alianza.

Si el programa electoral de su contrincante apuesta por dar continuidad al modelo económico vigente, que ha dado buenos resultados macreoeconómicos pero que ha subrayado la desigualdad en la distribución de los ingresos de los chilenos, el de Bachelet supone una ruptura con parte del sistema neoliberal que impera desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

La propuesta de la exmandataria chilena se basa, fundamentalmente, en tres reformas: la constitucional, la tributaria y la de la educación. Sobre el primer punto, Bachelet no ha anunciado aún el mecanismo con el que pretende elaborar una nueva Carta Magna; es más, su programa electoral se limita a señalar que será un proceso "democrático, institucional y participativo" . Tampoco se ha referido a la posibilidad de convocar una Asamblea Constituyente, como piden algunas organizaciones sociales y políticas, incluso al interior de su coalición. Esta reforma, uno de los temas de mayor debate en la campaña, es apoyada por ocho de los nueve candidatos a las presidenciales -a excepción del oficialismo encabezado por Matthei-.

La Carta Magna, herencia de la dictadura militar, fue modificada parcialmente por el presidente socialista Ricardo Lagos en 2005; sin embargo, estos cambios resultan hoy insuficientes. Bachelet asegura que la reforma es necesaria para que una nueva Constitución "se haga cargo de los cambios" de los últimos tiempos. "Debe establecer una nueva relación entre el Estado y los ciudadanos", ha señalado la exmandataria.

HERENCIA DE LA DICTADURA De Pinochet quedan hoy en día también la polémica Ley Antiterrorista, que el Estado aplica al pueblo mapuche que reclama el reconocimiento de su identidad cultural, autonomía jurisdiccional, la recuperación de sus tierras ancestrales y beneficios económicos. Hasta ahora, la estrategia de los diferentes gobiernos, incluido el primero de Bachelet, para hacer frente al conflicto mapuche ha sido la represión; sin embargo, la candidata de centroizquierda aboga ahora por dejar de aplicar la Ley Antiterrorista a miembros de pueblos indígenas por actos de demanda social. Asimismo, propone crear un Ministerio para Asuntos Indígenas.

Otra de las "herencias" es el sistema educativo. La dictadura eliminó la educación universitaria gratuita y, desde entonces, los alumnos que no pueden costearse los estudios superiores deben pedir créditos, ya sea estatales (si van a la universidad pública, que recibe aportes del Estado) o bancarios (si estudian en el sector privado) . Además, en 1990, Pinochet redujo el papel del Estado en la educación y delegó la enseñanza en el sector privado. Esta ley abrió las puertas al lucro en la educación.

Más sobre

En definitiva, hoy en día, el 25% del sistema educativo es financiado por el Estado, mientras que el 75% restante depende de los aportes de los estudiantes. Asimismo, la educación gratuita solo está garantizada en el nivel básico, por lo que, a partir de la secundario, las escuelas pueden cobrar cuotas.

"¿Por qué debe depender (la educación) de lo que uno pueda pagar", asegura Bachelet. La exmandataria ha asumido de esta forma las demandas de las protestas estudiantiles que sacudieron el país en 2011. El programa electoral de la exmandataria propone la gratuidad universal de la educación a través de un proceso transitorio de seis años, en los que la subvención estatal irá aumentando gradualmente y el pago por parte de los apoderados, disminuyendo hasta ser completamente eliminado.

"Nuestra sociedad debe abandonar las prácticas que han permitido tratar la educación como un bien de consumo". Bachelet aboga por un fortalecimiento del papel del Estado, por transformar la educación en un derecho social. "El Estado seguirá respetando el sistema mixto, pero debe hacer valer el derecho a una educación de calidad" , explica la exmandataria. Además, propone terminar con el lucro en el sistema educativo, "terminar con el sector particular subvencionado" , que "quienes reciban dinero público sean instituciones sin fines de lucro".

En el tema educativo, Matthei propone "la estimulación temprana". "Es el mejor vehículo para igualar la cancha que existe y se extenderá hasta su capacitación inspirada en el modelo alemán que busca anclar la capacitación a las reales necesidades del mercado laboral, logrando así mejores sueldos y oportunidades de trabajo", asegura su programa electoral. La candidata del centroderecha ha anunciado también una "subvención escolar familiar" para ayudar a financiar la escolarización de los más pequeños, una subida de sueldo a los profesores y un premio a los docentes de excelencia que den clases en los colegios de sectores vulnerables del país.

Ambas candidatas abogan, asimismo, por mejorar el sistema de salud público y discrepan sobre el aborto, prohibido en el país en todas sus formas -Bachelet propone su despenalización en tres casos: si corre peligro la vida de la madre, por violación o por inviabilidad del feto-, y sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Matthei ha criticado con fuerza cada una de las propuestas de Bachelet: "Los chilenos no estamos para experimentos. Mientras algunos proponen reinventar el país adoptando medidas radicales que han probado su fracaso en el mundo, lo que encontrarán en mi programa electoral son reformas necesarias para que, manteniendo el crecimiento y la estabilidad, la prosperidad llegue a todos los rincones del país, tal como lo han realizado países como Alemania o las naciones escandinavas". "Cuando alguien está anunciando que va a cambiar por completo la Constitución y que va a hacer una reforma total y profunda del sistema tributario, lo que está haciendo es introducir elementos de inseguridad hacia el futuro que van a paralizar la inversión, el crecimiento y la creación de empleos", sostiene.

REFORMA TRIBUTARIA Bachelet propone financiar la reforma educativa con la reforma tributaria, basada en "el que más tiene, más paga". La meta de recaudación será del 3% del PIB -un 2, 5% proveniente de cambios a la estructura tributaria y el 0, 5% de medidas que combatan la evasión-. En esta línea, la exmandataria pretende elevar la tasa del impuesto a las empresas del 20 al 25%, una medida muy criticada por el oficialismo. El jefe de campaña de Matthei, Felipe Morandé, ha advertido de que "podría provocar un serio daño a la inversión privada y, por esa vía, bajar la tasa de crecimiento potencial hasta el 4%".

Las previsiones apuntan de todas formas a un menor crecimiento económico para 2014, situado entre el 4 y el 4, 5%, que los expertos atribuyen, principalmente, a la bajada del precio del cobre, la principal fuente de ingresos del país. El escenario no será fácil para el futuro Gobierno, además, con unos conflictos sociales aún a flor de piel. "Lo importante es retomar el movimiento estudiantil, reactivarlo, que empecemos a pensar cómo ejercer la presión suficiente para lograr la transformación", anuncia la nueva líder de los estudiantes, la anarquista Melissa Sepúlveda. Bachelet deberá moverse con pies de plomo tanto con los sectores sociales como con los diferentes grupos que forman su coalición.


Sobre esta noticia

Autor:
Rodolfo Varela (1379 noticias)
Fuente:
rodolfovarela.blogspot.com
Visitas:
194
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.