Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Carta a los maestros, para felicitarlos en su día

27/11/2017 21:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

ISRA ÁLVAREZ. PERIODISTA

image

Queridos y queridas maestras:

Tenéis en vuestras aulas el futuro de todos. El de ellos y el nuestro. Gracias por aceptar esa responsabilidad. A lo largo de una vida mucha gente escribe en una persona. A veces es con lápiz y se borra fácil. A veces es en la superficie y se va con una ducha. Vosotros talláis indeleble en el corazón de los alumnos. Pasáis horas y horas con ellos cuando sus pasiones están por despertar, cuando aún no tienen prejuicios ni voces en su interior que les dicen "no puedes". Les marcáis y motiváis.

Sois criadores de pasiones, hacedoras de sueños y oficios. Quiero felicitaros, aun con un poco de retraso, el Día del Maestro. Y lo hago con varios ejemplos.

El primero es el de Lola Bullido, aunque yo siempre la conocí como 'doña Lola'. Mi primera profesora de Lengua y Literatura en el CP La Dehesa del Príncipe. ¿Cómo no prendarse de alguien que ama su trabajo? Ella fue la primera que me dijo que escribir era lo mío. Y me puso a prueba y le demostré que así era. Ella fue mi primera editora, la primera que publicó algo mío (en aquellas páginas fotocopiadas del periódico del colegio, que aún conservo). Gracias.

En el IES Gran Capitán me encontré con María Ángeles Cifuentes, profesora de Biología. Era dura, sarcástica a veces hasta lo cruel, a veces hilarante. Vivía su materia y la llevaba a la calle, a la vida real, a las pequeñas curiosidades y dejaba de ser teoría lejana. Cifuentes nos hablaba como a seres inteligentes y no como a los adolescentes cabezas huecas que éramos.

En el otro extremo del trato y el carácter estaba Esperanza López, de Matemáticas. Si hay un cielo, ella tiene pase VIP y butaca oro por la paciencia que tuvo conmigo. Por su amabilidad y su carácter afable. Por el tiempo que echaba con nosotros después de las clases.

En la Universidad San Pablo CEU fue una explosión. Muchos docentes me abrieron puertas, ventanas y hasta chimeneas. Ricardo Vaca en Audiencias. En Cine Alberto Fijo me regaló un universo de películas y series. Sin embargo, Maestro fue Gustavo Morales. Maestro de periodistas, de los que enseñan un oficio. Un artesano de los que revelan sus secretos a algunos aprendices selectos. Yo debí engañarle y me dejó aprender. Y Luis Eugenio Togores, profesor de Historia, que a punto estuvo de dejarme fuera de la carrera con unos merecidos suspensos y que acabó (creo que con orgullo) dirigiendo mi proyecto de fin de carrera. Mi gusto por la historia se lo debo a él.

Solo espero que algún día mis hijos encuentren maestros como ellos.

Gracias, un alumno. Isra Álvarez.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (25155 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
884
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.