Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Epicavamurta escriba una noticia?

Canciones de Hierro, nuevo libro de poemas

22/10/2015 10:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Os presento mi segundo libro de poemas que se titula Canciones de Hierro . Es un libro algo largo por tratarse de poesía. Estoy contento con el libro, creo que es lo mejor que he escrito hasta la fecha. Para mí es mejor que el primero, Poemas 3, 14 , tan descargado y comentado en Google Play. Pero como estoy escribiendo el tercero, y el último siempre es el más querido, da igual eso de mejor o peor. Al final eso es algo que tú determinas. imagePortada Canciones de Hierro .

Los poemas de Canciones de Hierro se pueden bajar como ebook en Google Play o comprar en tapa blanda. Poemas de hierro para tiempos de hierro. El libro contiene poemas de amor y poesías voladoras aunque quizás la novedad esté en que algunos versan sobre nuestros años, nuestros tiempos.

EDICIÓN EBOOK: CANCIONES DE HIERRO GOOGLE PLAY

EDICIÓN EN PAPEL: CANCIONES DE HIERRO EN TAPA BLANDA.

También como ebook (pdf, epub, mobi, Word, etc.) en Canciones de Hierro Smashwords y en Amazon/es.

Pensando en cómo definir este libro, lo único que se me ocurre es la forma de mirar. Es una mirada sobre el mundo, sobre las gentes y sus razones. Y hasta sobre otras criaturas. Los versos se vertebran sobre este acercamiento, que es un querer comprender. Entender el amor, acercarse a la muerte, divagar sobre las olas del tiempo, creerse en la pretensión de fijar algo, desesperarse. Con otros ojos vislumbrar nuestra sociedad, en estos años de cambios profundos, todavía no del todo evidentes. Hasta algunas poesías funcionan como cuentos y hasta otras, como La Perra o La Carpa , como parábolas.

imageNuevo Libro de Poemas.

Es curioso. En algunos versos el punto de mira está tan cerca del suelo que hasta la humedad se podría percibir. En otros es justamente lo contrario. El punto de mira se eleva hasta las lejanas nubes.

Hay poesía de sucio realismo y hay poesía telúrica. Incluso esta crisis que vivimos es bien palpable en el recopilatorio. Cuento historias y en otras piezas es la intuición, lo indefinible, lo que guía al poema. Nunca he pretendido escribir libros homogéneos, que cuenten con sobre un mismo motivo. Eso, para mí, sería limitarse. Más que salir de caza, espero en un rincón a que los versos empiecen a danzar para luego, con prisas para que no escapen, intentar capturarlos con un cazamariposas. Así que en cuanto a temas la diversidad es absoluta. Insisto en que es más la manera de mirar lo que define al poemario que los objetos poéticos, que lo que explico.

image

Quiero dar las gracias a Mercè Bagaria, la correctora del libro. Ya que lejos de limitarse a un trabajo de mera detección de erratas, asumió el rol que editora a la vieja usanza, reestructurando el libro. A ello se le debe la luz y el aire que corren entre los versos. También sacó las tijeras, trabajo ingrato donde los haya. Podó el libro, sugiriendo dejar de lado algunas poesías. Con el libro cerrado y pasados unos meses, saqué la navaja para dar un nuevo afeitado al poemario. Sigo teniendo dudas. Eliminé varios poemas, entre ellos Jericó, que quizá debí dejar.

En cualquier caso. Considero indispensable la intensidad en un libro de poemas. Todos los lectores de poesía nos hemos topado con colecciones de poesía que adolecen de versos diluidos, vistos, que recuerdan a . Prefiero abandonar a la intemperie del olvido 10 ó 12 poemas, como en Canciones de Hierro , y ganar en intensidad. Que al cerrar el libro el lector tenga la sensación de que ahí no sobra nada, aunque entiendo que esa pretensión sea o la de un tipo inconsciente o demasiado ambiciosa.

image

Ah, de la edición en tapa blanda. Es sencilla. Portada en mate, hojas sepias, letra clara, y compaginación básica. Tiene un fallo, el lomo del libro está en blanco (problemas de diseño). Pero vaya, que cada uno escriba ahí lo que quiera, tierra para la creatividad. La edición en ebook no tiene mucha historia, está basada en un PDF.

image

Y os dejo las cuatro palabras que funcionan como prefacio.

Bueno, esto empieza a ir en serio. Aquí dejo las Canciones de Hierro. Una mezcla de viento, piedra, amor, asco y tiempo. Este es un libro de poesía escrito mirando a los lados, a fecha de hoy.

Cuando, por fortuna, tenía el libro casi acabado, me crucé con Mercè Bagaria. Ella, en un largo y minucioso proceso, dotó a los poemas que tienes entre tus manos con dos sentidos. El don del aire entre versos y la música, demasiado sometida. Así, cuando me veas, si algo te ha gustado, no olvides de saludarme, pero a Mercè, salúdala dos veces.

Y por qué no, dejo el primer poema, el que abre el libro. Sin ser el mejor sí es el primero. Tengo dudas sobre si publicar o no en el blog otras poesías del libro. Si lo hago, hay el peligro de que bajarse el libro pierda sentido. Y el libro vale la pena ser leído en su totalidad, aunque no todas las piezas gusten.

Fugaz

Creo que ahora no me ves, por eso voy subiendo la sierra con pasos lentos, a veces alegres, pasos de rebeco. Si creo que me miras y, por azar, me recuerdas, busco la puerta negra.

Lejos de ti, corro hasta el bosque salvaje en el que los pájaros no conocen tu nombre y cantan canciones antiguas, viejas canciones del hierro. Es estúpida esta carrera, sé que andas cerca. Bien sé que, hacia a mí, te diriges.

Podrás tocarme la espalda para que el eco desaparezca, harás estallar luces muertas, te deslizarás como una nutria en las aguas de los sueños, donde te transmutarás en piedra, emergiendo como un monolito al que nada se puede decir, que demora las respuestas. El que nunca tiene respuestas.

Hoy me has embaucado y juntos hemos caminado por las viejas calles de tus extensas memorias hasta que, al llegar a casa, he escrito estas líneas para deshacerme de ti, por unos días, por unas horas, tú que sin indulgencia las conoces todas y cumples la promesa de no conceder jamás una réplica. De ti, esperar poco puedo, excepto este final que, reptante, se acerca, se acerca... §

Feliz lectura a todos los que se adentren por los pasillos donde resuenan las Canciones de Hierro . En 2016 acabaré un tercer libro de poesías. Sigo explorando, sin explicarme muy bien porque no estoy cansado.


Sobre esta noticia

Autor:
Epicavamurta (344 noticias)
Fuente:
epicavamurta.blogspot.com
Visitas:
10051
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.