Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Andrea Martel escriba una noticia?

Se busca: Jefa. Empresa: Tu vida. Disponibilidad: Inmediata

01/08/2013 09:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Convertirse en jefe en nuestro ámbito laboral ya es un sueño y una aspiración de muchas personas. Dirigir, administrar, instruir, gestionar personas y acciones te da poder. ¡Claro que sí! Pues tienes el poder de hacer que los objetivos de la empresa en la cual trabajas o de la empresa de la que eres propietaria se cumplan o no se cumplan. Después de leer literatura y estudiar acerca de la Visualización creativa, también llamada Ley de la atracción, mi gran sorpresa fue entender que yo podía ser jefa de mi propia vida, la responsable de mi destino. ¡¡ Eso me pareció tremendamente emocionante !! Yo, Andrea Martel Sotomayor podía forjar mi destino. Claro, que no dejaba de ser extraño, después de haber escuchado tantas versiones acerca del destino. De que todas las personas tenemos un destino predeterminado. Que estamos sujetos a lo que nos depare el destino. ¿Les suena conocido eso? El destino pasaba a ser entonces una especie de maldición o bendición, dependiendo de lo que éste nos deparara. Podríamos decir que el destino es la vida que Dios eligió para nosotros, o lo que la conjunción del Universo, los astros, las estrellas y las constelaciones determinan como será nuestro vivir, o es el libro escrito de nuestra vida que todos tenemos al momento de nacer. Han escuchado decir “Nuestro destino está escrito”, sí ¿verdad? No es nada fácil poder definir lo que es el destino, no es tangible, y cada quien tendrá su propia versión de él. Sin embargo, hay una sola cosa clara y es que no nos enseñaron a ser responsables de nuestras vidas, de nuestro destino. Más bien hemos aprendido que nuestra desgracia o alegría está ligada a las acciones de otras personas. Y si no creen basta con mencionar algunas frases que pueden reconocer.

¡Mi vida es un infierno contigo! y entonces, ¿Por qué sigues con él o ella?

  • ¡Mi jefe es un patán! ¡Odio mi trabajo! ¿Por qué entonces no buscas otro trabajo?
  • ¡Te entregué mi vida entera y ahora me botas! ¿Por qué le entregaste tu vida?
  • ¡Esta guagua es mi condena! ¿Quién hizo la guagua?

Algunos lectores van a decir, “yo no busqué tener un accidente”, fue un desgraciado borracho el que me chocó. Aquí podríamos decir que es algo “accidental”, no obstante nuestra vida está hecha más de momentos “vivenciales” y muchos menos “accidentales”. Es más, si profundizamos más en nuestros pensamientos recurrentes, van a descubrir que la ley de la atracción es obediente y cumplidora , pues si gran parte de nuestros pensamientos se refieren a cosas negativas, vamos a recibir devuelta cosas negativas. Otros lectores van a decir, “yo no busqué que mi marido me maltratara, el problema es él”. Claramente él tiene un problema, pero aquí estamos hablando de tú vida, no la de él. Es él quien debe hacerse responsable de la suya. Una vez que nosotros tenemos nuestra vida controlada y bien manejada, entonces recién estaremos en condiciones de apoyar a otro . Si nuestra vida es un desastre, difícilmente vamos a ser capaces de hacerle entender a otro que está mal y que necesita ayuda. ¿Con qué ropa? ¿Con qué ejemplo? Si lo único que le estamos mostrando al otro de nosotros mismos es pura desgracia. Es común conocer la realidad de mujeres que son maltratadas psicológicamente y hasta físicamente por la pareja, muchas veces por años, con hijos de por medio, con una vida de “mierda”. Podemos escuchar variados argumentos para justificar esa vida, como no quiero que los niños crezcan sin su padre, no tengo plata para irme a vivir sola con los niños, lo amo a pesar de todo, tengo miedo de lo que pueda pasarme sola, etc .…. Esos y muchos más. Sin embargo luego de todos los argumentos del mundo, quien ha tomado la decisión de mantenerse en esa vida de mierda, eres tú. Tú eres quien constantemente piensa en lo desgraciada que eres, en la vida miserable que llevas, en que no te lo mereces, etc.… Y con esto tus pensamientos te están condenando a seguir en la misma vida, y tus actos van a ir directamente en concordancia con tus pensamientos, o sea te vas a dar pena, vas a llorar constantemente, vas a gritarle a tu pareja e hijos, etc.…, es decir te vas a mostrar siempre más débil que el otro y dependiente de él y eso le va a dar más poder al abusador.

Más sobre

Tenemos un poder que no hemos aprovechado. Y está ahí para ti, para mí y para todas aquellas que queramos tomarlo. Puedes ser la jefa de tu vida y de tu destino . Recuerda que tus pensamientos de hoy, serán los sucesos de tu futuro cercano, eso sí, en la medida de que tus pensamientos sean consecuentes con tus acciones para con esa visualización creativa. Mente y cuerpo deben trabajar consecuentemente para conseguir tu meta , así mismo como trabaja un jefe comprometido con su trabajo y su personal a cargo, así mismo es como debes trabajar con tu propia vida. No esperen más y contrátense ¡ya!

Un abrazo afectuoso

Andrea Martel Sotomayor

http://emocionparavivir.bligoo.cl/


Sobre esta noticia

Autor:
Andrea Martel (8 noticias)
Fuente:
emocionparavivir.bligoo.cl
Visitas:
108
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.