Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ascohastalanausea escriba una noticia?

BÁRCENAS: Un cadaver muy vivo

07/07/2013 13:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se dedicó a amasar su increíble fortuna personal por el “método parchís” de comer una y contar veinte, o sea, pedir “donaciones” para el partido a cambio de favores, para ingresar una de veinte en la tesorería del mismo y diecinueve de veinte en sus cuentas suizas

Difícil encrucijada para el Partido Popular, el partido del gobierno actual, la que crea el artículo de Pedro J. Ramírez “Cuatro horas con Bárcenas” (...mirándonos a los ojos y sin pestañear) que es portada del Diario El Mundo del Domingo 7 de Julio 2013, y cuyo título parafrasea la magnífica novela “cinco horas con Mario” de Miguel Delibes, (en la que su viuda vela al difunto Mario y reflexiona sola y en alta voz), al hacer de la entrevista a dos y sin pestañear, un monologo narrado que ve la luz cuando apenas hace unos días que velamos el cadaver de la libertad de Bácernas.

Lo que recoge dicho artículo amplia los elementos de la trama en tres vertientes: de un lado, los favorecidos por la misma que ya salpicaría a todo el partido desde su refundador Manuel Fraga, pasando por Aznar y hasta el actual Secretario General y Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, además de los propios donantes de fondos, en la medida en que pudiera acreditarse que se vieron favorecidos con la adjudicación de cualquier contrato con las administraciónes gobernadas por el PP como consecuencia de dicha entrega.

Los autores y cómplices de la trama y sobornos, que ya no se limitarían únicamente al Gerente Luis Bárcenas sino que coloca en igual posición al tesorero Álvaro Lapuerta y en el punto de mira, como presuntos conocedores de la trama, a todo el aparato dirigente del partido y, a buen seguro, a todas las autoridades de cualquiera de las administraciones Central, Autonómica y Municipal, a cualquier nivel que, en contrapartida por esas donaciones en la sede del partido, hubiera adjudicado cualquier clase de contrato de obra o servicio o suministro a los donantes o sus sociedades.

Por último, el contenido y alcance de las conductas descritas, estallan exponencialmente pasando de una irregular financiación del PP por medio de donaciones vulneradora de la Ley de Partidos y un fraude fiscal, quizá prescrito, por los presuntos repartos en metálico y sin pagar impuestos a algunos de los militantes, a un presunto delito continuado de Cohecho y Trafico de Influencias de los artículos 419 y ss, y 428 y ss. del Código Penal, para los que se prevén penas de hasta cuatro y dos años, respectivamente.

Y digo encrucijada porque a más de la reacción social de los sindicatos y partidos políticos que la noticia generará a partir del primer día hábil de su publicación, coloca al Partido y al Gobierno ante una muy delicada elección o dilema: el artículo, su autor, el periódico mismo y el propio Bárcenas si lo ratifica, al describir e imputar conductas que si fueran ciertas, serian constitutivas de sendos Delitos de Cohecho y Trafico de Influencias, cometen un Delito Calumnias con publicidad del artículo 206 del Código Penal del que solo podrían quedar exentos si, de acuerdo con el artículo 207 CP, probase los hechos criminales que imputan. En otras palabras, si el PP interpone querella por Calumnias frente a Pedro J. Ramírez, El Mundo y/o Bárcenas, habrá abierto el melón para poder investigar y probar todo lo que de otro modo quizá nunca viera la luz. Por el contrario, si el PP no formula la citada querella criminal, la consecuencia seria la admisión tácita de todo lo que dicho artículo contiene, lo que quizá a la larga fuese mas letal aún, políticamente. Sea cual sea la posición del partido, no me gustaría estar en su pellejo.

Por último, llama la atención el modo en que se produce todo. No es Bárcenas el que lo cuenta que podía hacerlo en rueda de prensa porque a la fecha de la entrevista aun no había sido decretada su prisión Provisional e Incondicional y traslado a Soto del Real por orden del Juez Pablo Ruz. Lo escribe Pedro J. Ramírez en su Sección Dominical del periódico El Mundo que dirige, en base dice, no a documentos, sino a una entrevista de cuatro horas con Bárcenas en la que le cuenta todo y le anima a reproducirlo y probarlo en sede judicial para que no le ocurra como a Amedo en el caso Gal. Es de suponer que Pedro J. tiene la entrevista grabada o firmada por este y quizá copia de muchos de los documentos soporte porque de lo contrario bastaría con que fuera negada por Bárcenas para haberse metido en un buen lio.

Difícil encrucijada para el gobierno y el Partido Popular la que crea el artículo “Cuatro horas con Bárcenas”

Para terminar, decir que discrepo de la visión apocalíptica de Pedro J. y, aunque sea tildado de ingenuo, en mi opinión y por hacer caso a mi pobre olfato, el perfil del Bárcenas con decenas de millones no declarados en el extranjero y sin que haya podido dar una mínima explicación coherente y creíble sobre su procedencia, se parece mas al de un personaje que hubiera diseñado una trama dentro del aparato del partido para su propio lucro y enriquecimiento personal. Para ello, el modus operandi o iter criminis, lo que el personaje haría, es casi de manual. Comenzaría por hacerse con el cargo de tesorero o responsable financiero del partido y ganarse la confianza del aparato de gobierno del mismo. A partir de ahí, iría proponiendo pequeñas operaciones de financiación irregular vía captación de donaciones gratuitas de militantes que entonces, como hasta hoy, eran generalizadas en todos los partidos políticos de este país, para las campañas y gastos propios del partido. Con ese cargo, el manejo de fondos y esa autorización tácita del partido, sin otro conocimiento por un exceso de confianza, mi personaje empezaría a repartir y gratificar con dinero a numerosos militantes, con o sin cargos políticos, lo que le granjea simpatías y redobla su poder y confianza, ademas de sufragar muchos gastos extraordinarios del partido, sin que nadie se preguntara o quisiera saber de donde provenían, convencidos a buen seguro de que eran fruto de las donaciones de militantes a las que un día alguien prestó conformidad.

Y sin duda que así lo fue al principio. Y lo hasta aquí descrito no sería constitutivo de delito, solo merecedor de un reproche ético, moral y hasta administrativo por infracción de la Ley de Partidos. Pero mi personaje, que imagino codicioso y de gustos caros, tempranamente urde el modo de incrementar esas donaciones de simpatizantes por la vía de recompensar las mismas, mediante adjudicaciones de contratos de obra, servicios o suministros a los mismos, con una gestión propia o de sus colaboradores. Me atrevo a imaginar que nunca informó a sus superiores de ese salto cualitativo a la esfera delictiva del cohecho y trafico de influencias pero tampoco cabe descartar que no fuera un secreto a voces en Génova. A partir de ese momento, mi personaje se dedicó a amasar su increíble fortuna personal por el “método parchís” de comer una y contar veinte, o sea, pedir “donaciones” para el partido a cambio de favores, para ingresar una de veinte en la tesorería del mismo y diecinueve de veinte en sus cuentas suizas.

Por otra parte, no resultan creíbles los repartos que el artículo menciona porque si Bárcenas acumuló la fortuna que se le supone por la vía de haber para si solo las migajas, las entregas de donaciones, por su cuantía, habrían precisado de traslados a Génova en furgones blindados.

Falta adivinar la estrategia de Bárcenas en el modo en que está conduciendo todo. En prisión, la única posibilidad de conseguir una salida anticipada por la fijación de una fianza asequible, sería a petición de la fiscalía. Lo mismo para conducir el sumario y alcanzar una condena testimonial. Al enchufar el ventilador y destapar todo, no solo ya no tiene sentido esperar ayuda ninguna sino que además, penalmente hablando, se hunde cada hora un poco mas. Solo se me ocurre que lo que esté en su mano decir y probar y haya silenciado hasta la fecha, según el propio artículo cuenta, sea de la suficiente entidad como para pensar que lo que esta haciendo es mandar un aviso para navegantes y en ese caso si, la pelota estaría en el tejado del Partido Popular.


Sobre esta noticia

Autor:
Ascohastalanausea (267 noticias)
Visitas:
2175
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.