Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alejandro Holmes Heins escriba una noticia?

Aung San Suu Kyi

18/05/2012 01:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Su inconmensurable vocación pacifista ofrendada a la causa de la libertad y la democracia, está en su torrente sanguíneo

Dispuesta a los mayores sacrificios personales en función de no claudicar e n sus convicciones, el hecho más emblemático y doloroso en la vida de la premio Nobel de la Paz en 1991, Aung San Suu Kyi, líder y bastión indiscutida de la oposición al régimen militar de Myanmar, está asociado al mayor padecimiento que la afectado en el plano de la intimidad y que la obligó a enfrentarse a sí misma en una disyuntiva feroz, cuando a comienzos de 1998 desistió de viajar a Londres a acompañar en su lecho agonizante a su esposo Michael Aris, un académico de historia tibetana a quien conoció en la Universidad de Oxford, mientras ella cursaba estudios en ese plantel, quien fallecería a los pocos días de un cáncer a la próstata, escoltado solo por el amor fraternal de los hijos Kim y Alexander. Temiendo el incumplimiento de las condiciones pactadas con el régimen dictatorial encabezado por el general Saw Maung, que le garantizaban su regreso a Birmania luego de su periplo a la capital británica, se retrajo de ir. Fue estremecedor escucharla decir “aquí está la razón de mi vida, no puedo arriesgarme a dejar huérfano a mi pueblo” (sic) . El propio Aris era muy consciente de la dedicación y fervor que impregnaba todo el trabajo de su mujer y supo desde un comienzo que su destino estaba indexado al derrotero de su propia nación y fue así como antes de contraer matrimonio se comprometió con ella a no ser un obstáculo en la lucha a favor de las libertades y que hoy ha cristalizado en la mayor fuerza opositora congregada en el movimiento Liga Nacional Por La Democracia . Tal vez esta promesa explique la atípica y nada traumática relación marital que establecieron a distancia a partir de 1988, cuando ella decide regresar sola a Birmania, dejándolo a cargo de sus hijos en la capital inglesa, esperanzada en la oportunidad de introducir cambios democráticos con el alejamiento del poder del general Ne Win, quien detentaba desde 1962 esa condición y que fue removido por la Junta Militar. A partir de esa fecha se vieron en contadísimas oportunidades e incluso dos años antes de su deceso, le suspendieron su visa impidiéndole que él fuese a verla, mientras que las visitas de sus hijos han sido muy esporádicas y preparadas con mucha prudencia para no exponerlos a represalias o arbitrariedades. Su inconmensurable vocación pacifista ofrendada a la causa de la libe rtad y democracia está en su torre nte sanguíneo. De sde muy niña, en el seno familiar, fue empapándose de las historias que brotaban de labios de su padre, el ge neral Aung San, uno de los héroes de la independencia birmana que en 1937 puso fin al dominio inglés, quienes la gobernaron desde el siglo XVIII como si fuera parte de la India.

Ubicada geográficamente entre Bangladesh, India, China, Laos y Tailandia, ha sido conocida con patronímicos distintos en épocas diferentes: Burma, Birmania, Myanmar. Su población, según datos aportados en el año 2010 por el Banco Mundial, bordea los 48 millones y la densidad es de 67 habitantes por kilómetro cuadrado, una de las más bajas del sudeste asiático. Dado que sus principales fuentes de ocupación están en los cultivos de arroz y cañas de azúcar, también en la extracción de piedras preciosas muy valoradas por la industria de la bisutería, determina y explica que el 75% de ellos hayan de vivir en zonas rurales, pese a estar muy marcada por la pobreza. El porcentaje restante, es decir un 25%, ha hecho su vida en las zonas urbanas, y casi la mitad de este segmento, ha optado por desarrollar su proyecto familiar en las tres ciudades consignadas como las más prominentes del país y que ofrecen mayor bienestar, siendo éstas Yangón, Mandalay y Mawlamyine.

A pesar de todos los hostigamientos y confinada en dos períodos a arrestos domiciliarios que suman en el global 15 años, Aung San Suu Kyi consiguió con su movimiento pro-democracia propinarles la mayor verguenza electoral a los militares con su triunfo en los comicios de 1990, victoria que le fue usurpada con total infamia, impidiéndole ejercer el poder. Con todas las limitaciones y medidas restrictivas, su figura no ha podido ser menguada y sigue siendo un referente insoslayable a todo evento. Otro resquicio que se ideó en contra suya y los miembros de la Liga Nacional Por La Democracia, hoy constituído como partido político, fue diseñar un leguleyo estatuto jurídico con el propósito de prontuariarlos y justificar su proscripción mediante su disolución de toda legitimidad, todo ello en represalia por haber llamado a boicotear las elecciones legislativas convocadas en el 2010.

La piedra de tope es un entramado constitucional que es necesario destrabar

No obstante todas estas arbitrariedades, el proceso de reformas que ha estado implementando el ex-general Thein Sein, cabeza visible de un gobierno civil que asumió el poder en febrero del 2011y que se rige bajo los parámetros de una Constitución Política carente de legitimidad y que data desde el 2008, influyeron en el ánimo y en la decisión de esta emblemática mujer de querer competir nuevamente en una elección popular siendo parte de la nómina de candidatos de la LND en los comicios parciales que se efectuaron en el reciente mes de abril, donde fue electa diputada. Ello pudo ser posible tras revocárseles el confinamiento que se les había impuesto.

Ha demostrado latamente ser una mujer de temple y coraje, pero además tiene la perspicacia suficiente, para entender que es una tarea de largo aliento y que trasciende su propia figura. Sabe que la piedra de tope es un entramado constitucional que es necesario destrabar, de ahí la controversia semántica para cambiar la acepción "salvaguardar" por la de "respetar" que peticionaron como requisito para juramentar sus cargos en el parlamento birmano, responde a la principal pioridad que es tratar de democratizar la mentada "Carta Magna" que consagra para la jefatura y oficialidad de las Fuerzas Armadas 110 escaños de los 440 que componen la Cámara de Diputados y 56 de los 224 que estructuran el Senado. Es su logro de entrada y pudo hacerse efectivo con la anuencia y colaboración de todo el conjunto de partidos políticos con representación legislativa.

Habrá que esperar para saber si este trencito de reformas tiene destino o termina descarrilándose. La propia Aung San Suu Kyi ha admitido que tiene un "cauto optimismo", ya que las entiende como los pasos más importantes que se han visto en muchos años.


Sobre esta noticia

Autor:
Alejandro Holmes Heins (19 noticias)
Visitas:
4605
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.