Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crisis De Pareja escriba una noticia?

La adicción al drama en los conflictos de pareja

26/01/2012 15:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando nuestra relación de pareja atraviesa por una crisis, entonces no vemos las soluciones, estamos cegados por el sufrimiento y por nuestros estados de ánimo cargados de resentimiento o frustración

Cuando nuestra relación de pareja atraviesa por una crisis, entonces no vemos las soluciones, estamos cegados por el sufrimiento y por nuestros estados de ánimo cargados de resentimiento o frustración. Lo cierto es que los conflictos de pareja no comienzan de pronto. Por lo general, van creciendo en forma gradual y parten desde una ligera insatisfacción hasta el malestar evidente que se manifiestan en forma de discusiones, recriminaciones, rupturas, etc. Antes de que ocurran estas crisis, no somos conscientes de que ese comportamiento disfuncional, que nos impide tener una interacción sana con otro ser humano, proviene de la adicción a los pensamientos negativos. En este artículo quisiera hablarte sobre este tema en particular, mostrarte de qué forma puede afectar tu relación de pareja si no lo está haciendo ya, y tengas herramientas para trabajar en el mejoramiento de tu vida sentimental.

Nuestra vida en pareja está impregnada en gran parte por nuestros hábitos. Un hábito es un comportamiento que se vuelve automático mediante la repetición constante. Tenemos hábitos personales, pero luego en un matrimonio o relación de pareja, construimos hábitos en conjunto. El problema radica en que muchas parejas hacen del pensamiento negativo acerca de la relación, un hábito. Por ejemplo, quejarnos de actitudes de nuestra pareja, de su familia, o de sus gustos, se convierte en una rutina. Así también sucede con la insatisfacción con nuestra relación, cuando sentimos que algo “falta” para que seamos felices, o creemos que nuestra pareja no está a la altura de las expectativas, aun cuando ni siquiera tengamos claro que es eso “que falta”.

Con el tiempo este tipo de pensamientos se vuelven adictivos. Así es. Y esa adicción puede ser una enfermedad, tal como la adicción a las drogas o el alcohol. El rasgo distintivo de cualquier adicción es que sentimos que sencillamente no podemos detenernos y perdemos el control de nuestros actos y pensamientos. Lo mismo puede ocurrir en una relación de pareja. Algunas personas se vuelven adictas a la insatisfacción respecto a su pareja, o adictas a los pensamientos negativos en la relación. Recuerda que las actitudes negativas son emociones toxicas no solo a nivel mental, sino que incluso a nivel físico, y en ese ambiente es muy difícil que prospere una relación de pareja sana y armoniosa.

Suena paradójico, pero una “dosis” de emociones negativas puede ser placentera para las personas que se han acostumbrado a tenerlas. Sienten que de alguna forma el drama revitaliza la relación. Entonces ocurren ciclos donde hay aparente felicidad, pero ese estado de paz, no dura mucho, ya que rápidamente podemos crear una situación donde se genere conflicto y sufrimiento, para así alimentar la necesidad de emociones o pensamientos negativos.

Si sientes que en tu relación de pareja ocurre esto, entonces has dado el primer paso para salir de este círculo vicioso. Al igual que con otras adicciones, la forma de superar la necesidad de conflicto en tu relación, es haciéndote consciente de este comportamiento. Cuando notes que empiezas a caer en la vorágine de ideas negativas, como por ejemplo, “él o ella no me toma en cuenta”, entonces puedes hacer lo siguiente:

  • Detenerte aunque sea un instante y tomar consciencia de ese pensamiento. No necesitas hacer nada más. No es necesario que reprimas lo que sientes, ni te culpes por tener esos pensamientos. Con el tiempo, empezaras a aumentar el control de tu mente en esas situaciones.
  • Comentar con tu pareja lo que sentías en ese momento, pero una vez que el conflicto haya pasado. La finalidad de hacer esto, es compartir con tu pareja tus verdaderos sentimientos y no alimentar la creencia de que las cosas no van bien. De esta forma te podrás concentrar en las soluciones y no en la ilusión de las quejas y resentimientos.

Por favor, comparte tus experiencias. Yo personalmente estaré atento a tus comentarios. Gracias!

Roberto Doussang

Creador del Curso: http://SolucionaTusConflictosdePareja.com/detalles


Sobre esta noticia

Autor:
Crisis De Pareja (39 noticias)
Visitas:
379
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.